Crítica de "Ángeles y demonios", la película

Estuvimos en el estreno... y esto pensamos...



Caóticamente previsible, recargada, sostenida solo por las referencias. “Ángeles y demonios” es una película intrascendente, hecha al apuro. Ni siquiera mantiene el suspenso de lugares comunes de su antecesora y se basa en un facilismo disfrazado de enigma que no despega, y que se convierte en una doble fábula discursiva. Pretende sostener el drama sobre imágenes duras de la iglesia trasgredida: imágenes explícitas de clérigos torturados y símbolos profanados; pero eso no alcanza para consolidar la historia, que, aparentemente, iniciaba bien –referentes interesantes como el LHC-, y que termina en una mamarracho que ni la ficción puede digerir. La única teoría conspirativa que cabe aquí es la que confabuló contra la inteligencia del buen Ron Howard.

Article written by AUTHOR_NAME

WRITE_ABOUT_YOURSELF

1 comentarios:

desidiamaracuya dijo...

no quería verla para terminar de leer el libro antes, entré a verla, no me gustó el principio y me quité. Me gusta Tom Hanks, pero Ángeles y demonios no!